9 de Octubre, celebración, Dia de la Comunitat Valenciana, Mocaorà, valencianos

¡¡Doble fiesta en Valencia!!

Hoy, 9 de Octubre, los valencianos nos hemos levantado con la alegría en el cuerpo, alegría multiplicada por dos, ya de hoy es motivo de doble celebración: El Día de la Comunitat Valenciana y La Mocaorà.
Estas dos celebraciones vienes cogidas de la mano desde hace unos  tres siglos y son símbolo del pueblo valenciano desde entonces. Con motivo de está gran festividad quiero hacer un pequeño resumen del significado de ambos eventos y el porqué de su unión.
La festividad del 9 de Octubre se remonta a 1238 cuando el rey Jaime I conquistó Valencia que estaba sitiada por los moros, aunque el Reino de Valencia no acaba de constituirse hasta 1305 más o menos, con los años pasó a llamarse Comunidad Valenciana y se elige el 9 de Octubre como fecha representativa por ser Valencia la capital de la Comunidad. Este día consta de diversos actos que comienzan, el 8 de octubre, con la celebración de un concierto en el Palaú de la Musica a cargo de la Orquesta de Valencia, y un festival pirotécnico en el cauce del río Turia. El día 9, se traslada la Senyera, a la Catedral, donde se interpreta un Te Deum (uno de los primeros himnos cristianos) popular.Después se la lleva a  la plaza de Alfonso el Magnánimo, donde frente a la estatua ecuestre de Jaime I se realiza una ofrenda floral. Terminada esta, la Senyera se devuelve al Ayuntamiento donde se finaliza el acto con  una mascletà.
La tradición de la Mocaorà se remonta al siglo XVIII, cuando tras la Guerra de Sucesión,se prohibe la celebración de la entrada de Jaime I en Valencia. Como respuesta los panaderos valencianos empezaron a realizar unos dulces de mazapán que representaban los cohetes pero al mismo tiempo, por su forma fálica o redonda recordaban los órganos sexuales masculinos y femeninos. La piuleta i tronaor, una forma de llamar al pene en valenciano.Junto con ellos se realizan pequeñas frutas y hortalizas, que hacen referencia tanto a la fertilidad de la Huerta de Valencia, como a las hortalizas que los moros regalaron a la reina Doña Violante de Hungría (esposa de Jaime I).
Desde los inicios de esta tradición, los dulces van envueltos en un mocaor (pañuelo en valenciano) que con el tiempo dio nombre a la celebración, que concite en el regalo por parte de los enamorados de estos dulces a sus enamoradas. Se puede decir, por esto, que el 9 d’Octubre es para los valencianos nuestro San Valentín particular.